Uso de cookies en las páginas web del Ayuntamiento de A Coruña

En las páginas web municipales utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o conocer como cambiar la configuración, en nuestra página de "Normas de uso".

Castro de Elviña

  • Compartir
  • Añadir a mi móvil | 
  • Imprimir
Edificio cultual con altar y betilos

Edificio cultual con altar y betilos

Edificio cultual

Edificio cultual con altar y betilos

Paralelo a la muralla, mirando al norte, apareció un edificio singular, con unas características formales que excluyen que se trate de una vivienda o de la típica casa de reuniones. El parecido de algunos de sus componentes con construcciones de tipo ritual, es lo que sugiere una función semejante para nuestro edificio.

Esta edificación presenta 3 estancias alineadas de norte a sur:

• (1) La estancia del fondo, que queda al norte, reposaba sobre el peñasco que aflora, quedando a un nivel más elevado que el resto. En este afloramento se distinguen algunos muros, un agujero de poste que serviría para sustenes un techo, así como las marcas de repicado en la roca para su aplanamiento y, por tanto, para su acondicionamiento como piso.

• (2) La bajada al nivel inferior de la siguiente estancia se hace mediante estructuras en escalera, comunicándose luego con la siguiente estancia mediante un vano.

• (3) Por aquí se accede a la siguiente y última estancia de este edificio singular, que sería en realidad la primera dependencia desde la puerta principal.

Adornos e instrumentos de bronce

Adornos e instrumentos de bronce

Esta primera estancia tiene una planta irregular (en forma de pera) y está dividida por una pared interior. En el lado de la puerta es donde aparecen una serie de elementos singulares que apuntan a una funcionalidad también excepcional: 5 piedras labradas hincadas en el suelo, alineadas entre sí. De todas ellas, 4 son cipos con forma de pilar trabajado en las cuatro caras y un remate plano, mientras que la quinta es un bloque muy irregular con la superficie superior horizontal más ancha. Aparecieron todas in situ excepto uno de los cipos, que estaba tirado en el lado contrario al que conserva el hueco en el que estaría hincado.

Los cipos son interpretados como "betilos", como se conocen las piedras sagradas de las religiones semíticas antiguas (fenicio-púnica o hebrea), mientras que el bloque se interpreta como un altar. El conjunto de cipos acompañados de altar, en efecto, recuerda muchos santuarios a lo largo del mundo mediterráneo, típicos lugares neutrales favorables a los contactos pacíficos y comerciales entre diferentes pueblos. Aquí cerca, en las Rias Baixas, se localizó uno de esos santuarios en las excavaciones del Museo do Mar de Vigo: un conjunto de 4 cipos (también uno fuera de sitio) apareció acompañado de numerosos restos de cerámica de origen púnico, señalando la localización de un santuario pero también de un "emporio", es decir, un centro de comercio elegido por los cartagineses para sus intercambios comerciales con los pueblos castreños de los alrededores.

También en Elviña aparecieron dentro de esta construcción numerosos restos de cerámicas foráneas, entre otros objetos extraordinarios, lo que señala en conjunto su excepcionalidad. Como objetos extraordinarios destacan las numerosas piezas de bronce allí encontradas (fíbulas, anillos, placas decoradas, agujas); dos hachas de piedra pulida, más propias de otros momentos de la prehistoria pero seguramente cargados de sentido simbólico y religioso en el mundo castreño; además de los señalados restos de vasijas importadas.

Fragmentos de ánfora y kálathos, y hacha pulida

Fragmentos de ánfora y kálathos, y hacha pulida

Entre estas son de destacar los varios fragmentos de cerámica campaniense tipo A (vajilla de mesa de cerámica de barniz negro de origen itálico), los fragmentos de ánforas (para transportar vino, salsas y salazones), de askós (especie de botijo para contener aceite) y de kálathos (recipiente cilíndrico para conservar alimentos). Estos materiales, que formaban parte de un lote habitual en el comercio cartaginés con nuestras costas, habrían sido fabricados en el siglo I a.C., procediendo seguramente de la zona gaditana, de cuando los romanos eran los amos de aquella parte de Hispania pero todavía no habían conquistado a los Galaicos.

Horario de verano

(1 de julio - 30 de septiembre)

Sábados y domingos a las 12.00 h

Jueves del mes de julio (excepto festivos) a las 20.30 h

Horario de invierno

(1 de octubre - 30 de junio)

Domingos a las 12:00 h

Contacto

Museo Arqueológico e Histórico Castillo de San Antón

981 189 850

Llamadas locales 010 / 981 184 278

  • Ayuntamiento de A Coruña
  • Deputación da Coruña
  • Museo arqueolóxico e histórico Castelo de San Antón
¡Tienes un navegador demasiado antiguo!

Lo sentimos pero tu navegador es muy antiguo para poder mostrar esta página. Debes de actualizarlo o usar un navegador compatible. Hemos optimizado esta web para Google Chrome, Mozilla Firefox, Safari y Microsoft Internet Explorer 10 o superior. Instalar ahora un navegador compatible

?