Uso de cookies en las páginas web del Ayuntamiento de A Coruña

En las páginas web municipales utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o conocer como cambiar la configuración, en nuestra página de "Normas de uso".

Castro de Elviña

  • Compartir
  • Añadir a mi móvil | 
  • Imprimir
Soldados romanos

Ilustración de David Sánchez, CC-BY.

Soldados romanos

Fuerza y disciplina

Las legiones romanas contribuyeron a hacer de Roma el imperio más poderoso del mundo conocido. La fórmula fue hacer un ejército especializado, bien equipado y entrenado que lo convirtió en una eficaz máquina de guerra.

Con el nombre de legionario se conocía al soldado de a pie o infantería. Las legiones aparecían compuestas por unidades menores, llamadas centurias, que estaban formadas por unos ochenta soldados. Una legión se completaba con sesenta centurias y unas treinta legiones formaban un ejército. En la etapa de conquista del noroeste actuaron la Legio VI Victrix y la Legio X Gemina, que llevarán a cabo el control militar de las actuales Asturias y Galicia, después de la organización territorial llevada a cabo por Augusto. Estas dos legiones serán substituidas por la Legio VII Gemina, construyendo su campamento en León.

Además de conocimientos para la batalla, el soldado tenía formación en distintos oficios como albañil, carpintero o herrero, con el fin de conseguir autosuficiencia a la hora de realizar cualquier actividad complementaria al proceso de conquista y ocupación.

Dentro de estas tareas estarían las relacionadas con la ingeniería romana, como la construcción de campamentos, puentes, vías y otras estructuras.

De no ser necesario, no era obligado alistarse en el ejército. De hecho, hacia el siglo I a.C. el ejército romano era ya profesional. También aquellos hombres que no tenían la ciudadanía romana podían alistarse dentro de las tropas auxiliares, luchando con sus propias armas.

En cuanto a las primeras expediciones al noroeste, la primera conocida es la dirigida por Décimo Junio Bruto que, en el año 137 a.C., sube por la costa desde el Tajo al Duero. De sobra es conocida la historia de que, llegando al río Lethes (Limia) o río del olvido, lo cruzó para llamar después por su nombre a cada uno de sus soldados.

En el año 74 a.C. el general Perpena ataca a los galaicos, Fabio Máximo en el 47-46 a.C. y Julio César realiza una expedición en el 61 a.C. entrando por Brigantium (A Coruña), en la búsqueda del botín para poder pagar a sus acreedores en Roma

Los veteranos romanos recibían con el tiempo una pensión y tierras dentro de la zona conquistada en la que se retiraban, con lo que se potenciaba el proceso de romanización de los pueblos absorbidos por Roma. Existen en Galicia unas veinte inscripciones de carácter funerario y votivo, que recogen los nombres de los veteranos y oficiales de la Legio VII Gemina.

Horario de verano

(1 de julio - 30 de septiembre)

Sábados y domingos a las 12.00 h

Jueves del mes de julio (excepto festivos) a las 20.30 h

Horario de invierno

(1 de octubre - 30 de junio)

Domingos a las 12:00 h

Contacto

Museo Arqueológico e Histórico Castillo de San Antón

981 189 850

Llamadas locales 010 / 981 184 278

  • Ayuntamiento de A Coruña
  • Deputación da Coruña
  • Museo arqueolóxico e histórico Castelo de San Antón
¡Tienes un navegador demasiado antiguo!

Lo sentimos pero tu navegador es muy antiguo para poder mostrar esta página. Debes de actualizarlo o usar un navegador compatible. Hemos optimizado esta web para Google Chrome, Mozilla Firefox, Safari y Microsoft Internet Explorer 10 o superior. Instalar ahora un navegador compatible

?