Uso de cookies en las páginas web del Ayuntamiento de A Coruña

En las páginas web municipales utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o conocer como cambiar la configuración, en nuestra página de "Normas de uso".

Participación e Innovación Democrática

Cuándo:

14 de mayo de 2018

El gobierno local hará efectiva el 25 de junio la peatonalización de la Ciudad Vieja dentro de un Plan de Revitalización “dirigido a dinamizar este barrio en su conjunto de forma integral, coordinada y participada, de cara a darle vida y acabar con su aislamiento”

El Ayuntamiento habilita nuevas plazas de estacionamiento en el entorno del casco histórico, con un porcentaje reservado para personas residentes, y que se suman a la opción acordada con los tres aparcamientos soterrados próximos al barrio para la reducción de tarifas. La puesta en marcha de esta medida se acompañará de modificaciones en el sistema circulatorio como el cambio a sentido único de la avenida de la Maestranza, en la que se ampliarán las aceras para mejorar la accesibilidad. El Plan de Revitalización incluye medidas integrales para el barrio, que incidirán en la mejora del comercio, vivienda o medio ambiente, entre otros ejes, y que se apoyarán en planes especiales o en el refuerzo de las subvenciones para las zonas Pepri.

Los concejales de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz Grandío, y Rexeneración Urbana, Xiao Varela, y la concejala de Participación e Innovación Democrática, Claudia Delso, avanzaron este lunes los principales cambios que supondrá la peatonalización de la Ciudad Vieja que, como anunciaron, se implantará el 25 de junio, como uno de los ejes del Plan de Revitalización municipal para este barrio, cuyas líneas básicas serán presentadas esta misma tarde al vecindario, en una reunión informativa que tendrá lugar a las 19.30 horas en el colegio Dominicos. Se trata, según observó Varela, "de un tema central en el programa de gobierno, una intervención que entendemos que será modélica en cuanto al espacio público en la ciudad y que abordamos de manera integral, para ser germen y catalizador de otras que están por venir". "Hablamos de un Plan de Revitalización dirigido a dinamizar la Ciudad Vieja en su conjunto y a luchar contra el aislamiento que percibe la gente de este barrio respecto al resto de la ciudad", destacó, para destacar que su elaboración se desarrolló "de una manera participada, buscando equilibrios entre las demandas de todos los agentes que habitan la Ciudad Vieja". "Queremos mejorar la calidad de vida del vecindario de esta zona y entendemos que con este proyecto mejorará también la calidad de vida del resto de la ciudad, porque vamos a romper ese aislamiento y abrir, también, la Ciudad Vieja al resto de A Coruña", subrayó el responsable de Rexeneración Urbana, quien indicó que la peatonalización se pondrá en marcha una vez finalizado el curso escolar, para atender a la demanda de los centros, "entes con gran relevancia en la operatividad con el cambio circulatorio".

"Este plan de revitalización salda una deuda histórica de A Coruña con la Ciudad Vieja", consideró el concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz Grandío, quien detalló los cambios y restricciones que se realizarán respecto de la circulación de vehículos en la Ciudad Vieja, así como de la eliminación de las plazas de estacionamiento en superficie dentro de los muros del barrio y las nuevas posibilidades que se ofrecen en el entorno. El edil explicó que el apartado de movilidad dentro del plan de revitalización de la Ciudad Vieja tiene como objetivo "eliminar el estacionamiento en el interior del barrio, es decir, darle valor y recuperar el espacio público interior, de una calidad urbana y histórica extraordinaria". Así, desde el día 25 de junio, estacionar en la Ciudad Vieja estará prohibido, con dos únicas excepciones "controladas y tasadas": las personas que tengan una tarjeta de movilidad reducida y plaza autorizada en el barrio y la residencia de mayores. Tal y como indicó Díaz Grandío, el estudio realizado por el Ayuntamiento revela que hay 400 vehículos que cuentan con un garaje dentro del casco histórico de la ciudad y que, además, cada noche aparcan en la calle alrededor de otros 200 vehículos.

Para ganar este espacio de aparcamiento para la ciudadanía, el Ayuntamiento trabaja en dos líneas principales. "Por un lado, con los tres aparcamientos enterrados del entorno de la Ciudad Vieja -Parrote, Maestranza y Marina Coruña-, con los que conseguimos unas tarifas tremendamente beneficiosas para residentes y personas que trabajan en este ámbito, que llegan al 50% de reducción", en un proceso que, como señaló, fue largo "pero en el que hay que agradecer la implicación de la asociación de vecinos y vecinas y también a las concesionarias por entender su trascendencia y ofrecer estas tarifas". Por otro, esta línea de trabajo se completa con la generación de nuevas plazas en superficie, de aparcamiento libre, en el entorno del barrio. "Estarán en el Campo de Estrada, en la calle Maestranza y en el Lugar de las Ánimas, haciendo especial hincapié en una zona exclusiva para residentes cerca del Oceanográfico, en el que solo podrán dejar los vehículos las personas residentes y comerciantes de la Ciudad Vieja", apuntó Díaz Grandío. Con estas dos iniciativas se oferta un número de plazas para residentes mayor de las 200 que se suprimirán en el interior de la ciudad, tal y como hizo notar el edil de Rexeneración Urbana.

El acceso de vehículos en la Ciudad Vieja se acotará también desde el día 25 de junio a personas autorizadas, lo que también se acompañará de cambios en la circulación del entorno y las conseguintes adaptaciones para el servicio de autobús urbano. Así, habrán permitido circular a las personas que dispongan de tarjeta de residente, las que posean la de movilidad reducida y una plaza de garaje en el interior del barrio, los comerciantes que estén dentro de la muralla y el transporte público como los taxis, y también se establecerán permisos temporales para casos concretos, "como ya se habilitan en otras zonas peatonalizadas de la ciudad". Esto supondrá una limpieza del censo actual, en el que hay contabilizadas 1.000 tarjetas, "para eliminar la gente que cambió de lugar de residencia, y también una sustitución de las tarjetas actuales". Este proceso se hará de manera gradual, por lo que convivirán los dos sistemas -la tarjeta actual y la nueva pegatina que tendrán los vehículos de los y de las vecinas residentes- hasta finales de año y permitirá también solicitar este distintivo al vecindario de las calles Paseo de la Dársena, Santiago, General Alesón, María Barbeito, Campo da Estrada, Maestranza, y María Pita (entre los números 1 y 11), que se encuentran fuera del sistema actual. El edil destacó que no se instalarán barreras físicas que restrinjan la entrada en la Ciudad Vieja y que será la Policía Local la que controle la circulación de los vehículos y se limite a los que están autorizados.

Para la mejora del entorno de la Ciudad Vieja se introducirá un cambio circulatorio en la calle Maestranza, que pasará a ser de un único sentido, de subida, entre el hospital Abente y Lago y la calle Campo da Estrada. "Esta modificación permite romper con el aislamiento de la Ciudad Vieja, actuar sobre sus bordes y mejorar su calidad urbana, ya que va a generar nuevos espacios peatonales, permitir la ampliación de aceras y solventar puntos negros actuales, como el paso peatonal entre la Orden Tercera y la entrada del jardín de San Carlos", apuntó Díaz Grandío. Como complemento a esta modificación en el sentido de la circulación habrá otras actuaciones puntuales, algunas ya realizadas, como en la calle Veramar y la glorieta con el Paseo Marítimo, "que permite movimientos que antes no estaban autorizados". Se van a habilitar también otras entradas para romper con el aislamiento de la Ciudad Vieja, como un cruce en el Paseo Marítimo, a la altura de Hípica, que va a permitir el giro a la izquierda y la incorporación de los vehículos que vienen del túnel del Parrote a esa área de la Ciudad Vieja, que implicará también la ejecución de una glorieta en la zona de Hípica que mejore y facilite el acceso del transporte público.

El cambio circulatorio de la Maestranza obligará a realizar pequeñas modificaciones en el transporte público de autobuses en la zona, que afectarán a la situación de dos de las paradas pero no a sus horarios o frecuencias. "Tras coordinarlo con el personal técnico de la Compañía de Transportes, se va a adelantar la parada de la Hípica 30 metros, y también la del Museo Militar, que va a estar en la cabecera de líneas que se sitúa al pie del Hospital Abente y Lago", indicó el edil, que incidió en que "los tiempos de paso y los horarios de los autobuses se mantienen".

Líneas estratégicas del Plan de Revitalización

Tal y como expuso, por su parte, el concejal de Rexeneración Urbana durante la presentación, la peatonalización "es una de las patas importantes del Plan de Revitalización de la Ciudad Vieja, pero no la única, ya que se sustenta en diferentes ejes", que quedarán recogidos en un plan de acción que le será trasladado en el próximo mes a la nueva Mesa Ciudadana de la Ciudad Vieja -constituida hace una semana- para su evaluación y mejora en común. "Hablamos de un desafío importante, de un plan amplio que trasciende el cambio del modelo circulatorio y que quiere intervenir de una manera integral en este ámbito", indicó Varela, que dio cuenta de las líneas maestras de una hoja de ruta que, como subrayó, alcanzan a las competencias de todas las concejalías del gobierno local, a través de un trabajo "coordinado y transversal", y que remite a una ciudad próxima, esa Coruña Próxima que buscamos, una ciudad en la que puedes hacer una vida plena en tu entorno inmediato".

El plan fija como primera línea, denominada 'Ciudad Vieja Abierta', la movilidad, en la que son claves la peatonalización y el cambio circulatorio, pero también otras medidas como la ordenación de las terrazas. El eje 'Ciudad Vieja Cuidada' incluye las acciones para la mejora del espacio público como son, según enumeró el edil de Rexeneración Urbana, los proyectos de reurbanización ya abordados en este entorno, como los desarrollados para permitir el cambio circulatorio -caso de la glorieta de Veramar o el giro a la izquierda en la Hípica-, otros de corto plazo -como la ampliación de aceras que se acometerá durante el verano en la avenida de la Maestranza, "básica para la operatividad de la peatonalización y para la mejora de la seguridad, especialmente en el ámbito de los Dominicos"- y otras a más largo plazo, como la reurbanización de las calles Cortaduría, Damas y Rosario, o el entorno de la Fundación Luis Seoane, así como pequeñas intervenciones de mejora de accesibilidad del espacio público -retirada de bolardos y barreras arquitectónicas...- que se irán abordando de forma progresiva. Esta línea de actuación incluye también las redes de saneamiento y de servicios, que se abordarán en conjunto con los proyectos de urbanización, y la mejora de iluminación de este ámbito en la que ya se está trabajando desde la Concellería de Rexeneración Urbana.

'Cidade Vella Sostible' abarca las medidas relacionadas con el medio ambiente, con acciones que van desde la limpieza y el cuidado del espacio público -en línea con el programa municipal 'A pé de Barrio' que se desarrolla en el conjunto de la ciudad-, y también con intervención en los jardines históricos, tanto en la plaza de Azcárraga como en los jardines de San Carlos, o la expansión del arbolado, que en las últimas semanas ya supuso una plantación en el ámbito de las Ánimas. Además, en esta materia se realizará una revisión de la sostenibilidad de los eventos que se celebran en la Ciudad vieja, como puede ser la Feria de las Maravillas, según anunció el concejal de Rexeneración Urbana.

La línea 'Cidade Vella Activa' recoge las medidas previstas para las equipaciones de este barrio, que se concentran fundamentalmente en el edificio de Veeduría que alberga el centro cívico y al que se prevé seguir dando contenido, y las naves del Metrosidero, el proyecto municipal para la creación de una nueva equipación pública ciudadana que dé servicio a la juventud y sirva también para dinamizar el barrio.

'Cidade Vella Viva' es la línea que concentra las medidas relativas a la vivienda, un ámbito "muy importante y donde se pretende evitar la gentrificación de este barrio, para asegurar que la población que ahora mismo habita la Ciudad Vieja pueda seguir haciéndolo y no sea expulsada por el aumento de los alquileres". Como adelantó Varela, en este campo se contempla, entre otras novedad, el aumento de las cuantías de las subvenciones a la rehabilitación en zona Pepri, que introducirán además criterios de renta para facilitar el acceso a las personas con recursos más limitados.

En cuanto al empleo y la dinamización comercial, la línea 'Cidade Vella Dinámica' abordará un plan específico para este área, que está desarrollando la Concellería de Emprego e Economía Social y que recogerá mejoras como un aumento de la cuantía de las ayudas a la rehabilitación de locales comerciales en la zona Pepri. Las medidas implementadas por la Concellería de Xustiza Social e Coidados quedarán recogidas en la línea 'Cidade Vella Acolledora', con una atención especial puesta en el envejecimiento de la población, en un barrio que tiene un porcentaje de hogares formados por personas mayores de 65 años que se acerca al 26%. Igualmente, desde la Concellería de Culturas se está articulando en un plan específico de dinamización cultural -dentro del eje 'Cidade Vella Creativa'- para dar más vida a este barrio. "Estas líneas, lo que tratan es de crear una ciudad de cercanías, a la manera en la que trabajamos en toda la ciudad, de forma coordinada e integral y en la que la participación tuvo y tendrá un peso relevante", resumió Varela, quien informó de que el centro cívico de la Ciudad Vieja establecerá un punto informativo en el que el vecindario podrá realizar sus consultas u obtener la información que precise en relación al plan.

Proceso participado

Tal y como indicó durante la ronda la concejala de Participación e Innovación Democrática, Claudia Delso, el proceso que derivará en la peatonalización de la Ciudad Vieja tiene detrás "un amplio trabajo técnico que se desarrolló de forma participada, con toda la ciudadanía de la zona, de forma que el proyecto cuente con el mayor consenso posible". "A lo largo de todos estos meses mantuvimos numerosos encuentros con todos los agentes del barrio. El objetivo de las reuniones era informar, contrastar y recoger aportaciones sobre el proceso de peatonalización que iniciamos y sobre las políticas complementarias de revitalización que pondremos en marcha y que son ampliamente demandadas por el vecindario", comentó, al tiempo que agradeció "el compromiso mostrado por las distintas entidades" que han participado en este proceso. Así, Delso destacó el trabajo llevado a cabo con las entidades vecinales y de comerciantes de la zona, así como con los distintos centros escolares (Dominicos, Ciudad Vieja y Escuelas Populares), la gerencia del hospital Abente y Lago, la Rectoría de la UDC, la sociedad Hípica, la representación del Ministerio de Defensa, el Hotel Finisterre, la Casa Museo Emilia Pardo Bazán, la Real Academia Galega, el Archivo del Reino de Galicia, la residencia de estudiantes María Inmaculada, la residencia de mayores La Ciudad, el convento de Santa Bárbara, la Fundación Luis Seoane, la dirección del Centro Cívico de la Ciudad Vieja, la Colegiata de Santa María, la Iglesia de Santiago, la Orden Tercera de San Francisco, Compañía de Tranvías, Asociación Acolá y Asociación de Mujeres por la Igualdad. "Gracias a la participación de todas estas entidades, además de la ciudadanía, configuramos, entre todos y todas, una propuesta de consenso", destacó.

Delso insistió, no obstante, en que este proceso participativo "se mantendrá en el tiempo" ya que, una de las conclusiones del mismo fue la necesidad de implementar, de forma paralela, políticas de revitalización y puesta en valor de la Ciudad Vieja. "Somos conscientes de que el trabajo de los agentes no acaba aquí, ya que debe ser continuado, por eso, para seguir trabajando a su lado, constituimos la pasada semana la Mesa Ciudadana de la Ciudad Vieja, un órgano de participación temporal que tiene como objetivo acompañar tanto el plan de peatonalización como las acciones de revitalización a través de una serie de encuentros que, en un principio serán trimestrales", dijo. "Es un órgano de participación plural, diverso y operativo que funcionará como un espacio de acompañamiento fundamental y que está abierto a nuevas incorporaciones", quiso destacar la responsable municipal.

  • Ayuntamiento de A Coruña
    • Ayuntamiento de A Coruña | Concello da Coruña.
    • Plaza de María Pita, 1. 15001 A Coruña.
    • 981 184 200 o desde dentro del término municipal al teléfono de atención 010
¡Tienes un navegador demasiado antiguo!

Lo sentimos pero tu navegador es muy antiguo para poder mostrar esta página. Debes de actualizarlo o usar un navegador compatible. Hemos optimizado esta web para Google Chrome, Mozilla Firefox, Safari y Microsoft Internet Explorer 10 o superior. Instalar ahora un navegador compatible

?