Uso de cookies en las páginas web del Ayuntamiento de A Coruña

En las páginas web municipales utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o conocer como cambiar la configuración, en nuestra página de "Normas de uso".

Castro de Elviña

  • Compartir
  • Añadir a mi móvil | 
  • Imprimir
Estructura social

Estructura social

La organización de la sociedad castreña

Cuando un castreño quería indicar su origen dentro del marco territorial propio lo hacía con el signo ) seguido del nombre de su castro mientras que, si estaba lejos de su tierra, añadía el populus, que comprendía su castro y otros muchos, pero no existía una organización política o administrativa superior a los castros.

Dentro de los poblados, las excavaciones arqueológicas parecen indicar que en el período prerromano predominaba una sociedad igualitaria. Las casas, las cerámicas, las fíbulas, las joyas... aparecen esparcidas por igual dentro de los recintos.

Cada castro estaba habitado por un conjunto de familias y debemos pensar que con relaciones de parentesco entre ellos, aunque probablemente también se realizasen uniones entre miembros de distintos poblados. En principio, el hábitat parece indicar que no eran familias extensas pero que, como hoy en día, se juntaban al menos para beber y comer juntos en fechas señaladas. Según Estrabón, en las fiestas comían sentados en bancos corridos, respetando la edad y el rango de cada cual, dato que confirma la arqueología, pues son muchas las casas circulares con banco de piedra recorriendo el perímetro interno.

La organización familiar dentro del castro es una cuestión difícil y polémica en el mundo de los investigadores. Según Estrabón en la sociedad castreña existía una preponderancia de las mujeres, "los hombres dan la dote a las mujeres, las hijas son las que heredan y dan mujer a sus hermanos: esto parece ser una especie de ginecocracia. Esto no es muy civilizado", pero muchos de los estudiosos actuales piensan que no debió de existir un predominio de la mujer, entre otros factores por la práctica de la covada, de la que también nos habla Estrabón, que consistía en que, tras el parto, eran los hombres los que tomaban el lugar de las mujeres y recibían los cuidados que se les debieran dedicar a la parida.

Así, también hay quien defende que en la sociedad castreña la relación entre hombres y mujeres debía ser equilibrada tanto económica como socialmente, ya que parece ser que nadie podía contraer matrimonio libremente, sino a través de la mediación de sus hermanos y hermanas respectivamente. Lo que parece estar claro es que, por lo menos desde el siglo I d.C., los que tenían el poder a nivel familiar y político eran elementos masculinos.


 

Horario de verano

(1 de julio - 30 de septiembre)

Sábados y domingos a las 12.00 h

Jueves del mes de julio (excepto festivos) a las 20.30 h

Horario de invierno

(1 de octubre - 30 de junio)

Domingos a las 12:00 h

Contacto

Museo Arqueológico e Histórico Castillo de San Antón

981 189 850

Llamadas locales 010 / 981 184 278

  • Ayuntamiento de A Coruña
  • Deputación da Coruña
  • Museo arqueolóxico e histórico Castelo de San Antón
¡Tienes un navegador demasiado antiguo!

Lo sentimos pero tu navegador es muy antiguo para poder mostrar esta página. Debes de actualizarlo o usar un navegador compatible. Hemos optimizado esta web para Google Chrome, Mozilla Firefox, Safari y Microsoft Internet Explorer 10 o superior. Instalar ahora un navegador compatible

?